El Centro de Investigación Caravaggio

La realización de los facsímiles

Facebook Twitter

Sobre estas líneas se puede visionar un cortometraje de 30 minutos a cerca de la producción de facsímiles de tres de obras realizadas por Caravaggio para San Luigi dei Francesi, que incluye detalles de los procesos que a continuación, describimos en detalle.

Nuestras investigaciones a cerca de la técnica pictórica de Caravaggio y de la posibilidad de que éste recurriese al empleo de espejos y lentes en su proceso de trabajo, arrojó resultados notables.

Coincidiendo con el 400 aniversario de la muerte del artista italiano MIchelangelo Merisi da Caravaggio, el Municipio de Caravaggio encargó a la Fondazione Giorgio Cini y a Factum Arte la realización de facsímiles de tres cuadros del artista, conservados en la Iglesia de San Luigi dei Francesi en Roma. Una vez terminados, estos facsímiles han pasado a formar parte de un Centro de Investigación que abrió sus puertas en septiembre de 2010. Las digitalizaciones en alta resolución se llevaron a cabo durante un período de cuatro semanas desde el 15 de septiembre hasta el 14 de octubre de 2009. A su vez, los trabajos de producción de los facsímiles han sido terminados, así como un navegador que permite visualizar los archivos digitales de las obras con un aumento de hasta cinco veces su tamaño original y que puede visitarse en nuestra página de presentación de datos.

Las tres pinturas, que representan escenas de la vida de San Mateo, encargadas originalmente para su actual ubicación en la Capilla Contarelli, fueron el primer encargo público que recibió Caravaggio. En un inicio, el encargo comprendía dos grandes pinturas: La llamada de San Mateo y El martirio de San Mateo 1599-1600 a las que en 1602, se añadió una tercera obra: San Mateo y el ángel,. Michelangelo Merisi da Caravaggio (1571-1610) fue uno de los pintores más influyentes del S.XVII italiano. Su trabajo plantea una nueva forma de realismo descarnado, en repuesta a los requisitos formales nacidos de la Contrarreforma. No obstante, su obra fue objeto de gran controversia ya que algunos de sus detractores consideraban su estilo inapropiado en obras de contenido religioso. El empleo artificioso y dramático de la luz con que dotaba su obra, confería a las imágenes que representaba un patetismo exacerbado. En tiempos más recientes, su obra ha sido objeto de diversos tipos de controversia; David Hockney, Roberta Lapucci y otros, han sugerido que las imágenes de sus cuadros fueron realizadas con ayuda de diversos sistemas ópticos. La documentación de su obra mediante sistemas de digitalización de alta resolución, parece confirmar estas hipótesis y en la actualidad Factum Arte está trabajando en colaboración con el pintor realista Manuel Franquelo, para verificar la veracidad de éstas suposiciones, en cuanto al modo en que dichas pinturas fueron realmente realizadas. Las conclusiones que se extraigan del estudio, quedarán recogidas en un cortometraje que se mostrará en el Centro de Investigación.

Los tres facsímiles permitirán tanto a académicos como a entusiastas, examinar de cerca los cuadros y estudiarlos en profundidad. Las obras originales, expuestas en el lugar para el cual fueron concebidas en la Capilla Contarelli, atraen gran cantidad de visitantes por lo que, en razón de las necesidades de conservación de las obras, solo pueden ser observadas desde un determinado ángulo, pues el acceso a la capilla ha quedado restringido.

La calidad y precisión de esta documentación no tiene parangón. Ha sido necesario realizar las fotografías en dos fases para poder capturar cada detalle de las pinturas. La primera fase ha consistido en una fotografía de HR. Se tomaron fotografías parciales de pequeños cuadrantes con escala 1:1 a 700 ppp. Este trabajo se realizó empleando un equipo diseñado específicamente para el proyecto. Una vez realizadas las tomas, en Madrid se 'cosió' digitalmente este mosaico fotográfico para conformar un gigantesco archivo digital de cada cuadro (aproximadamente 6 gigabytes por cuadro). Los expertos en conservación de Factum Arte, realizaron unas cartas de color de gran precisión, que resultan esenciales para la realización de facsímiles. La segunda fase consistió en la toma de fotografías realizadas con luz rasante, que ponen de manifiesto sutiles variaciones en la superficie de los cuadros, revelan la complejidad de las texturas en las capas de preparación y pictórica, así como los craquelados e intervenciones de restauración sucedidos y realizadas a lo largo del tiempo. Toda esta información resulta esencial para recrear la textura y relieves de la superficie de los cuadros en los facsímiles.

Ejemplo de deterioros en los bordes de las pinturas originales

El Martirio de San Mateo

Se añaden comentarios a los archivos digitales, en capas separadas. Estas notas ayudan a ubicar utensilios e información relevante en los cuadros, antes de la producción de los facsímiles.

Preparando los lienzos con cola de conejo

Rafa Rachewsky de Factum Arte preparando el gesso

Impresión de la primera capa sobre la preparación de gesso

Rafa Rachewsky y Boris Savelev realizando correcciones de color

Comparación de muestras de color tras la impresión

Durante la impresión de las pinturas de Caravaggio, pudimos comprobar que las figuras están realizadas a escala real

Ajustes de color

Version 1

Las imágenes mostradas a continuación son de los facsímiles antes y durante el proceso de retoque realizado por la conservadora de Factum Arte Naoko Fukumaru.

El facsímil ensamblado sin juntas visibles tras ser retocado

El primer ensayo de ensamblaje de una pintura presentó fallos, pues las juntas empezaron a despegarse quedaron ligeramente solarizadas debido al calor empleado para fundir el adhesivo beva film, con que se unieron las juntas al lienzo de re-entelado

Version 2

Alineación de los paneles de lienzo impreso, corte de los solapamientos para encajarlos limpiamente

Aplicación de resina epoxy y cinta de fibra de vidrio para reforzar la parte trasera del lienzo impreso por las juntas, se aplicaron pesos para sentar las juntas

Las secciones impresas se unieron por detrás con lana de vidrio impregnada en resina de epoxy, con el propósito de mantener todas las juntas completamente planas y evitar el ligero rizado que causó problemas en los primeros ensayos, pues es necesario tener una superficie completamente plana para asegurar que el retoque resulta completamente invisible

Las bandas de resina y fibra de vidrio se cubrieron con plásticos y peso durante el curado de la resina

Adam Lowe y Naoko Fukumaru recubriendo la trasera de los lienzos con Beva Gel

Se emplearon pesos de acero de 25x25x2cm, para aplacar los lienzos tras la impregnación de sus traseras con Beva Gel

Rafa Rachewsky, empleando una pistola de calor y pesos para aplacar las juntas

La pintura completa una vez ensamblada y lista para ser retocada

Retoque de juntas

Una zona retocada; las juntas ya no son visibles

La Inspiración de San Mateo

Siguiendo un proceso similar al empleado en la primera obra, proceso de ajuste de color para la segunda pintura, La Inspiración de San Mateo

Pegado del lienzo de forración al lienzo de impresión con Beva Gel y colocación de pesos para mantener la pieza plana

Alineamiento de las juntas (no hay juntas en horizontal en este facsímil)

Adam Lowe y Naoko Fukumaru debatiendo sobre el proceso de retocado

Inspección del facsímil una vez terminado

Adam Lowe y Naoko Fukumaru inspeccionando el facsímil terminado

La Llamada de San Mateo

Blanca Nieto preparando archivos digitales para la tercera pintura de Caravaggio, La llamada de San Mateo

Unión de juntas verticales

El 22 de septiembre, con una conferencia de prensa, se inauguraron oficialmente los tres facsímiles de los cuadros procedentes de San Luigi dei Francesi, en la Sacristía de la iglesia de San Juan Bautista, en Caravaggio. Se mostraron acompañados de unos 'visores' especiales que permitieron observar los datos de alta resolución con un aumento de hasta 5 veces su escala original.

También se presentó un vídeo de 30 minutos explicando la digitalización y el proceso de producción de los facsímiles, así como un trabajo de investigación sobre el proceso creativo se Caravaggio, elaborado por el pintor realista Manuel Franquelo (v. página de inicio).

En la ubicación definitiva de los facsímiles, un control permite al espectador modificar el tono e intensidad de la luz proyectada sobre los facsímiles, gracias a un sistema Philips de luces LED.

© Copyright 2020 Factum Foundation | Privacy & Cookie Policies

This website uses cookies to improve your experience online. By using our website, you are agreeing to our use of cookies. To find out more, read our Privacy & Cookie Policies. Close