The Caravaggio Research Centre

The making of the facsimiles

Facebook Twitter

Sobre estas líneas se puede visionar un cortometraje de 30 minutos a cerca de la producción de facsímiles de tres de obras realizadas por Caravaggio para San Luigi dei Francesi, que incluye detalles de los procesos que a continuación, describimos en detalle.

Investigations into Caravaggio's painting technique and his possible use of mirrors and lenses produced some remarkable results

Coincidiendo con el 400 aniversario de la muerte del artista italiano MIchelangelo Merisi da Caravaggio, el Municipio de Caravaggio encargó a la Fondazione Giorgio Cini y a Factum Arte la realización de facsímiles de tres cuadros del artista, conservados en la Iglesia de San Luigi dei Francesi en Roma. Una vez terminados, estos facsímiles han pasado a formar parte de un Centro de Investigación que abrió sus puertas en septiembre de 2010. Las digitalizaciones en alta resolución se llevaron a cabo durante un período de cuatro semanas desde el 15 de septiembre hasta el 14 de octubre de 2009. A su vez, los trabajos de producción de los facsímiles han sido terminados, así como un navegador que permite visualizar los archivos digitales de las obras con un aumento de hasta cinco veces su tamaño original y que puede visitarse en nuestra página de presentación de datos.

Las tres pinturas, que representan escenas de la vida de San Mateo, encargadas originalmente para su actual ubicación en la Capilla Contarelli, fueron el primer encargo público que recibió Caravaggio. En un inicio, el encargo comprendía dos grandes pinturas: La llamada de San Mateo y El martirio de San Mateo 1599-1600 a las que en 1602, se añadió una tercera obra: San Mateo y el ángel,. Michelangelo Merisi da Caravaggio (1571-1610) fue uno de los pintores más influyentes del S.XVII italiano. Su trabajo plantea una nueva forma de realismo descarnado, en repuesta a los requisitos formales nacidos de la Contrarreforma. No obstante, su obra fue objeto de gran controversia ya que algunos de sus detractores consideraban su estilo inapropiado en obras de contenido religioso. El empleo artificioso y dramático de la luz con que dotaba su obra, confería a las imágenes que representaba un patetismo exacerbado. En tiempos más recientes, su obra ha sido objeto de diversos tipos de controversia; David Hockney, Roberta Lapucci y otros, han sugerido que las imágenes de sus cuadros fueron realizadas con ayuda de diversos sistemas ópticos. La documentación de su obra mediante sistemas de digitalización de alta resolución, parece confirmar estas hipótesis y en la actualidad Factum Arte está trabajando en colaboración con el pintor realista Manuel Franquelo, para verificar la veracidad de éstas suposiciones, en cuanto al modo en que dichas pinturas fueron realmente realizadas. Las conclusiones que se extraigan del estudio, quedarán recogidas en un cortometraje que se mostrará en el Centro de Investigación.

Los tres facsímiles permitirán tanto a académicos como a entusiastas, examinar de cerca los cuadros y estudiarlos en profundidad. Las obras originales, expuestas en el lugar para el cual fueron concebidas en la Capilla Contarelli, atraen gran cantidad de visitantes por lo que, en razón de las necesidades de conservación de las obras, solo pueden ser observadas desde un determinado ángulo, pues el acceso a la capilla ha quedado restringido.

La calidad y precisión de esta documentación no tiene parangón. Ha sido necesario realizar las fotografías en dos fases para poder capturar cada detalle de las pinturas. La primera fase ha consistido en una fotografía de HR. Se tomaron fotografías parciales de pequeños cuadrantes con escala 1:1 a 700 ppp. Este trabajo se realizó empleando un equipo diseñado específicamente para el proyecto. Una vez realizadas las tomas, en Madrid se 'cosió' digitalmente este mosaico fotográfico para conformar un gigantesco archivo digital de cada cuadro (aproximadamente 6 gigabytes por cuadro). Los expertos en conservación de Factum Arte, realizaron unas cartas de color de gran precisión, que resultan esenciales para la realización de facsímiles. La segunda fase consistió en la toma de fotografías realizadas con luz rasante, que ponen de manifiesto sutiles variaciones en la superficie de los cuadros, revelan la complejidad de las texturas en las capas de preparación y pictórica, así como los craquelados e intervenciones de restauración sucedidos y realizadas a lo largo del tiempo. Toda esta información resulta esencial para recrear la textura y relieves de la superficie de los cuadros en los facsímiles.

An example of the damage on the borders of the original paintings

El Martirio de San Mateo

Comments are added on separate layers to the scanned files. These notes help locate artifacts and relevant information in the paintings before the production of the facsimiles.

Adam Lowe comparing facsimile tests and originals in San Luigi dei Francesi, Rome.

Coating canvas with rabbit skin glue

Factum Arte's Rafa Rachewsky preparing the gesso.

Coating the canvas with gesso

Printing first layer on gesso coated canvas

Rafa Rachewsky and Boris Savelev making colour corrections

Colour sample comparison after printing.

When printing these Caravaggio paintings it is interesting to note that the figures are life-sized.

Colour matching.

Version 1

Las imágenes mostradas a continuación son de los facsímiles antes y durante el proceso de retoque realizado por la conservadora de Factum Arte Naoko Fukumaru.

The seamless joined facsimile after it has been retouched.

The first test for assembling the whole painting failed as the joins started lifting and the colour was solarised slightly as a result of the heat used to fuse the beva film to adhere the section to the re-lining canvas. As a result the following stages were carried out to rectify the problem.

Version 2

Aligning the panels of the printed canvas, cutting overlaps so the edges fit snugly together

Applying epoxy resin and fibre-glass tape to strengthen the back of the printed canvas joins, weights are applied to help it to dry flat.

The printed sections are joined together from the back with a spun fibreglass matting that is impregnated with epoxy resin. The intention is to keep all the joins absolutely flat and prevent the slight curl that caused the problems in the first tests. A flat surface is required in order to ensure the retouching is invisible.

The fibreglass/resin strips are covered with plastic and weighted during the curing of the resin.

Adam Lowe and Naoko Fukumaru cover the backing canvas with Beva Gel.

Steel weights measuring 25x25x1cm are used to flatten the canvas after gluing to the backing canvas with Beva Gel.

Rafa Rachewsky using a hot air gun and weights to flatten the joins.

The whole painting is stuck down, now waiting to have the joins retouched.

The retouching of the joins.

A retouched area: now the joins are invisible.

La Inspiración de San Mateo

Following a similar method to the previous painting, colour matching for the second painting The Inspiration of Saint Matthew.

Sticking the lining canvas to the image canvas with Beva gel and weighted down to keep flat.

Aligning the joins (there are no horizontal joins for this facsimile).

Adam Lowe and Naoko Fukumaru discussing the retouching.

Inspecting the finalised facsimile.

Adam Lowe and Naoko Fukumaru inspecting the finalised facsimile.

La Llamada de San Mateo

Blanca Nieto preparing the files for the 3rd Caravaggio painting, The Calling of Saint Matthew.

The vertical joins being aligned.

El 22 de septiembre, con una conferencia de prensa, se inauguraron oficialmente los tres facsímiles de los cuadros procedentes de San Luigi dei Francesi, en la Sacristía de la iglesia de San Juan Bautista, en Caravaggio. Se mostraron acompañados de unos 'visores' especiales que permitieron observar los datos de alta resolución con un aumento de hasta 5 veces su escala original.

También se presentó un vídeo de 30 minutos explicando la digitalización y el proceso de producción de los facsímiles, así como un trabajo de investigación sobre el proceso creativo se Caravaggio, elaborado por el pintor realista Manuel Franquelo (v. página de inicio).

En la ubicación definitiva de los facsímiles, un control permite al espectador modificar el tono e intensidad de la luz proyectada sobre los facsímiles, gracias a un sistema Philips de luces LED.

© Copyright 2019 Factum Foundation | Privacy & Cookie Policies

This website uses cookies to improve your experience online. By using our website, you are agreeing to our use of cookies. To find out more, read our Privacy & Cookie Policies. Close